Guia de lo imprescindible, para turistas apurados.

domingo, 5 de julio de 2009

GUIA DE LA CORUÑA Y GALICIA.





LA CORUÑA: Es una ciudad, que como Santiago hay que "pasearla".

En el Paseo Marítimo (14 km peatonales en total) podréis ver en su parte principal (7 km) una variedad
interminable de paisajes: Desde las playas protegidas por la ensenada del Orzán-Riazor, pasando por el mar bravo próximo a la Torre de Hercules -con sus apartadas calitas- el más calmado de la Ria de la Coruña, hasta el domesticado del interior del puerto.
Aquí tenéis un plano con lo que os comento. En los círculos azul oscuro tienes los puntos a visitar y en triángulo azul claro, los restaurantes (pulsar sobre él para verlo en grande)

(Antes de empezar, que sepáis que existen visitas guiadas gratuitas por parte de la oficina de turismo del Ayuntamiento, llamando al 981 923 093)

El plan que os haría un plan que consiste en:
- Empezar paseando los jardines de los Cantones (1), con cosas y edificios interesantes.
 Pasáis por delante del emblema de esta ciudad, la fachada blanca de galerías de La Marina (2) que le otorgan el título "Ciudad de Cristal" a la Coruña.
 Frente por frente a estas galerías, está la cafetería pública, del puerto deportivo -un edificio bajo de madera, con terraza- en el que se podéis disfrutar de una de las mejores vistas de toda España rodeados de barcos y con las galerías al frente, para tomaros un café o una cerveza, incluso podéis comer o cenar, a un precio normal (3).
Continuáis paseando hasta el Castillo de San Antón (9) y desde aquí tenéis tres opciones: Pasáis a la ciudad vieja (8) (descrita más adelante) o bien cogéis vuestro coche o caminando seguís la vía que en su dia utilizó el tranvía (de momento fuera de servicio por cuestiones políticas) e ir costeando por un tranquilo paseo marítimo en coche (sin apenas tráfico) parando de vez en cuando a ver los paisajes. 


Por supuesto bajaros en La Torre de Hércules (4) (En su base tenéis mucho sitio para aparcar, gratis.) y daros una vuelta por la "sartén" de la base, a través de una serie de caminitos de tierra que la rodean (haceros la ruta "rosa" que hay en el mapa, para disfrutar de sus paisajes) entre 1 y 4 km (depende de lo que queráis andar y os guste la naturaleza).  Ahí tenéis una serie de esculturas expuestas de forma permanente, además de unas acogedoras calitas (al final de la línea "rosa"), que podrán daros un buen día de playa. También hay unas mesas de madera permanentes, por si os apetece hacer “picnic con vistas al mar".

La Torre (como le llamamos los coruñeses) es la evolución de un faro romano del siglo I  y símbolo de la ciudad. Fue declarada  patrimonio de la humanidad por la Unesco. Podéis visitarla y ascender hasta su faro (si os dan las piernas para subir 242 escalones) y disfrutar de las vistas del "proceloso" océano.
 .

Campo de menhires, zona Torre Hercules


Otro día (ruta amarilla) o cuando os venga bien, tenéis que haceros la ruta por la Ciudad Vieja (8):

Empieza en La Plaza de Maria Pita (7) con su Ayuntamiento, digno de ver.
-Luego mirando al Ayuntamiento, a su mano derecha  tenéis la la oficina de turismo, continuáis por las arcadas hasta la esquina más próxima al mar, digamos y pasáis por el arco para entrar en el casco histórico, o Ciudad Vieja (8), donde conviene perderse por sus callejuelas y plazas.
No dejéis de ver las plazas de Santa Bárbara, la de Azcárraga y el Jardín de San Carlos (con unas bonitas vistas del puerto). Desde aquí veis el Castillo de San Antón (9), fortaleza defensiva, que hace menos de 100 años aún era isla y también se utilizó como prisión. Tiene "cosillas" interesantes para los niños si os apetece visitarlo (mazmorras, esqueletos, barco Vikingo, flechas, etc) y es de los pocos castillos de España emplazados en una isla.

Plaza de Azacárraga Ciudad Vieja Coruña

Ayuntamiento Coruña
Una vez bien "paseada" la Ciudad Vieja, volvéis al Ayuntamiento y mirando a este a la izquierda tenéis dos calles que desembocan en dicha plaza.
La más segunda más próxima al Ayuntamiento, digamos, la calle de la Franja (7) es la de tapeo y marisqueo por excelencia (leer la nota sobre el marisco, de más abajo), seguimos esta calle hasta el final y una vez terminada giramos un poquito a la derecha y continuamos con el tapeo por la calle Galera, al poco de entrar, a mano izquierda tenéis “La Bombilla” que dan tapas grandes a buen precio.
Cuando terminéis con esta calle, continua la de los Olmos y la Estrella donde tenéis unos buenos restaurantes, cervecerías y terrazas (prácticamente una a continuación de otra).

Daros cuenta que estáis en el centro y que la zona de compras está paralela a estas calles nombradas hacia la izquierda en vuestro sentido de marcha, calle Real.
Cuando os venga bien, preguntar como ir al Monte de San Pedro, (no tiene pérdida, donde termina la línea granate, seguís por donde os indica la línea azul (unos tres km) sin despegaros de la costa, hasta que veáis la “bola de cristal” (a vuestra izquierda), que sube a lo alto del monte. No perdéroslo, porque tiene unas vistas preciosas y un paseo muy agradable (si no hace mal tiempo, claro).
Podéis hacerlo de dos formas. Bien subir con vuestro coche (preguntar en la base del monte por donde subir) o bien dejar el coche abajo (parquing gratuito)  sacaros una foto en el pulpo que ya es un coruñés más y coger lo que aquí le llamamos de forma cariñosa “la arielita”, un ascensor con forma de bola de cristal que os subirá a lo alto del monte (2 €), (bajar andando, para no tener que pagar dos veces) allí creo que vuestros ojos gozarán de unas inigualables vistas de la ciudad y del océano Atlántico.

¿Qué más cosas os quedan por la ciudad? Pués, el Centro Comercia "Los Cantones Vilage" (10) Cines, tiendas, restaurantes (en su parte superior tenéis un restaurante japones, y una serie de pubs de última construcción, con una decoración muy bonita y con unas terrazas con vistas al puerto.

La Plaza de Lugo (11), mercado de abastos de marisco y pescado fresco por excelencia, el mayor de
España (salvando el central de
Madrid), si os interesa el marisco, podéis distraer la vista ahí (excepto los lunes que apenas hay pescado). En esta plaza, también podéis hacer compras, porque dispone de múltiples tiendas en la zona.
Entre este mercado y la Plaza Pontevedra, está la calle donde vivió durante sus primeros años de adolescencia Picasso y el instituto donde dio clases su padre y comenzó a despertar su amor por la pintura, en el Instituto Eusebio da Guarda (12). La primera exposición la hizo en un local del Nº 20 de la Calle Real en 1895.

También si queréis ver la tienda donde empezó a trabajar de recadero Amancio Ortega, el dueño de Zara, seguís hasta la plaza Galicia (siguiente a la de Lugo) y allí (en la c/ Notariado esquina a Federico Tapia) encontraréis la pequeña tienda, camisería "Gala", donde inició su andanza laboral este superempresario coruñés. Y ya si os sigue picando el gusanillo, y queréis ver el primer Zara que se abrió en el mundo y que aún mantiene trabajando a algunos de sus primeros empleados, desplazaros desde aquí unos 100 m por la calle Notariado arriba y nada más entrar en la C/ Juan Florez os lo encontráis de frente en el nº 66. Si seguís subiendo la calle a la que hace esquina este Zara, terminaréis en el Palacio de la Opera, con el Parque de Santa Margarita a sus espaldas que tiene un agradable paseo y "la casa de las Ciencias", con su planetario y todo tipo de curiosidades científicas (2€) por si os apetece la visita.

Finalmente deciros que yo no soy persona de centros comerciales, pero al que le gusten, acaban de inaugurar -Abril 2010- el mayor centro comercial de toda España, en las afueras de la ciudad, Marineda City, con un IKEA, bolera, carts, cines, restaurantes y cientos de tiendas. Esta justo antes de coger la autopista a Carballo a mano izquierda, por su tamaño la conoceréis.



¿Dónde comer o cenar?



Exceptuando por supuesto el obligado tapeo del que destacaría el "Lois" (en la calle de la Estrella), los restaurantes que más os recomendaría son:


- “El Coral” (1) (en la zona de la Marina) Restaurante caro, pero de alta calidad, donde podéis degustar auténtico marisco gallego. (pedir cigalas a la plancha).
- Menos caro “La Bodeguilla” (2) buena comida, buen vino, buena decoración, entre los Cantones y el estadio de Riazor.
- Marisco económico, restaurante Suso (3) -cerca del estadio-(aunque marisco y económico, son palabras incompatibles)
- Restaurante "Alma Negra" (4) en la calle Barrera. Abierto en 2013, buena calidad, ambiente y precio.
- Mac,burguer, (5) por que no…
- Artabria (6).
- El más "celebrado" de la ciudad es el O Bebedeiro  (7)Que nadie lo intente sin haber reservado una semana antes o un mes antes si es en Semana Santa, Navidad, Agosto, etc. Su relación calidad precio es muy buena y su decoración sorprende, por original. Intentarlo, su Tfno. 981 21 06 09
- Personalmente, me gusta mucho el Restaurante Noray , (8) frente por frente de la puerta del Ayuntamiento, en la plaza Mª Pita. Recién reformado, tiene un comedor, muy acogedor en su entreplanta, dos cafeterías muy agradables a dos niveles y una terraza con unas preciosas vistas del Ayuntamiento, para comer, cenar o tomar una cerveza.
- Justo a su lado, teneis la mejor pizzería de la Coruña, Cambalache (8) (tiene otra “gemela” frente a la playa del Orzán) buen precio, buenas pizzas.
- Debajo de los soportales de la Marina, teneis una creperie muy acogedora y a un precio razonable “La Petite Bretagne” (9)


Dónde ir de marcha.

La zona de marcha, la tenéis señalada en el mapa, está próxima a la playa del Orzán en la Calle Juan Canalejo y adyacentes. También tenéis esos pubs curiosos y bien decorados en el Centro Comercial de el Puerto, en el primer piso (subiendo por el ascensor, no por la escalera mecánica, que por ahí vais a parar a la zona de restaurantes -comida rápida- y cines)



Si queréis ir a la playa y no hace muy buen tiempo, preguntar por la playa del Matadero, en extremo derecho (mirando al mar) de la playa del Orzán, debajo del Hotel Meliá Maria Pita (13), allí se puede estar hasta lloviendo, porque no hace frío y es de las pocas aguas “bañables” por turistas “mediterraneos”. (Justo debajo de la fuente de los sufistas, la de la foto.)




Bueno y creo que ya me pasé un poco, con tanto entusiasmo “chauvinista”. Espero que no os molestase y que os sirva de algo todo este “royo”.
Os he puesto lo más imprescindible, resaltándolo con negrilla aquello que no deberíais perderos. Si aún así os consideráis con suficiente tiempo para conocer más, pues volver a escribirme ramonrovi2@gmail.com hasta si queréis os doy mi teléfono y os paseo yo por la ciudad, por supuesto desinteresadamente.
Solo pediros un pequeño favor: Que me dieseis vuestra opinión cuando terminase el viaje, de lo bueno y sobretodo de lo que os desagradó de esta ciudad a la que adoro y me gustaría ver por los ojos de unos turistas como vosotros.


Bienvenidos otra vez, a la ciudad en la que nadie es forastero (lema de la Coruña).




EXCURSIONES CERCA DE LA CORUÑA

Cerca de la Coruña, tenéis un par de pueblos bonitos:


Betanzos, visitar su casco histórico. Buen sitio para tomar unas raciones y un vino de la zona.
Tiene una finca con curiosidades de un potentado, que quiso enseñarle al pueblo todo lo que había visto en sus viajes. Lo malo es que lo hizo con cemento y no con piedra, pero, es curioso si queréis visitarlo se llama El parque del Pasatiempo.


Poentedeume: Bonito pueblo con vestigios medievales, bien conservado. Para pasear un rato.

Situado en la desembocadura del rio Eume.

Aquí preguntar por donde se va a las Fragas del Eume (donde se inspiró Wenceslao Fernánde Florez, para escribir su libro el Bosque Animado, y del que existe dos películas: una comedia y otra de dibujos animados, que si tenéis niños os recomiendo que la veáis antes de visitarlo) y su Monasterio de Caaveiro, al que ahora os llevan en autobús gratuito (horario) puesto que para preservar el parque, teneis que dejar el coche nueve km antes (poner estas coordenadas en Googlemaps 43.42695 -8.12832 que es donde tenéis que dejar el coche y sacar las entradas para el bus) ahí también os informarán de todo sobre las fragas.
Por supuesto, en todo el recorrido os sobran mesas para que realicéis un picnic e incluso un par de playas fluviales unos metros antes de dejar el coche.

Otra opción es seguir con el coche dos km. más, aparcarlo y alquilar una bicicleta (incluso tiene motor eléctrico de ayuda) y hacer los siete km restantes en bici.


El bosque autóctono que rodea a dicho monasterio, llamadas fragas del Eume, son un entrono natural muy bonito. No bajéis sin visitar los molinos de agua y su puente de piedra y por supuesto el monasterio , deshabitado, muy pequeñito, reformado e inaugurado hace muy pocos años y situado en un enclave único. Además todo en él es gratis: viaje en autobús, subida al monasterio, visita guiada, (no sé el tiempo que tanta bicoca podrá durar).

Si os armáis de valor, os gustan las excursiones por el río y queréis realizar una aventura inolvidable por la belleza de sus paisajes, silencio y placidez, poneros unas zapatillas de deporte, cruzar el puente de piedra que hay junto al molinos y tomar la ruta de la izquierda, siempre en la dirección en la que desciende el rio, iréis mas o menos pegados a este, andaréis unos dos kilómetros hasta el primer puente colgante y otro par de ellos hasta el segundo, cruzar en uno de los dos y esperar a que pase el autobús y que os recoja o terminar el recorrido andando por la carretera sin tráfico. Ojo, el recorrido es de una dificultad media y no es apto para persona muy mayores u obesas o niños menores de cinco años puesto que tiene subidas y bajadas bastante empinadas además de precipicios considerables con riesgo de accidente (pero que nadie se asuste que vale la pena y mi mujer lo hizo en sandalias de calle, aunque no es muy recomendable)




OTRAS RUTAS DESDE LA CORUÑA.

Desde La Coruña, podríais desplazaros a otos enclaves, próximos (depende de lo "visitadores" o "tranquilos" que seáis).
Podéis ver en medio día el casco histórico de Lugo y sus murallas romanas y en otro medio el de Orense con sus aguas termales saliendo a más de 60ºC (Fuente de la Murgas).
En Orense tienen unas piscinas públicas, con aguas termales !abiertas hasta las 3 de la mañana! (los fines de semana) (preguntar en información y turismo).
En esa zona también tenéis pueblos bonitos como Allariz, Celanoba y Ribadavia (capital del ribeiro).


La Costa de la Muerte (Costa da Morte, en gallego) (pulsar sobre el mapa para aumentar) comienza en La Coruña y se extiende por la costa, dirección sur, hasta Muros, donde empiezan las rías bajas.
Aquí, con todo el dolor del mundo te informo que encontrarás de todo. Si sois personas que solo miráis al horizonte y sus paisajes, os aseguro que en pocos sitios los encontrarás iguales (no se os ocurra ir un día con niebla, como hice yo una vez). Pero si te paras en pequeños detalles arquitectónicos, encontrarás auténticas burradas de los años 70-90, aunque últimamente se está corrigiendo la cosa y empezamos a recuperar la arquitectura rural clásica gallega. (más abajo amplio información sobre esta zona). Si comenzáis el recorrido dede la Coruña, os paráis en:

Malpica, (poco que ver) un pueblo típicamente pesquero, con una situación peninsular, metida en el mar, única, aunque sus edificios son el ejemplo sangrante del feismo en los edificios, que antes os comenté.
Corme. El pueblo por antonomasia de los percebes gallegos, con su costa plagada de cruces que recuerdan a los caídos en el oficio de percebeiros y su famosa roca del Roncudo (que equivale a decir buen percebe). El pueblo en si no tiene mucho que ver, pero no dejéis de ver el pueblo que dio origen a este enclave que está antes de bajar al puerto a mano derecha,

Corme Aldea, uno de los pueblos típicos gallegos, mejor conservados y anclados en el siglo pasado. El paisaje también es precioso, aunque estropeado un poco por los aerogeneradores que acaban de poner allá al fondo.

Laxe es un pueblo pesquero pequeñito, con un casco antiguo también pequeño y poco más. Una playa preciosa de arena fina e inmensa, solo tiene un defecto, la temperatura del agua, diseñada para cuerpos del norte (jajaja). A unos 20 km tierra adentro, está el Castro celta de Borneiro y a unos 3 km de este, el Dolmen megalítico Dombate con un centro de interpretación similar al de las cuevas de Altamira, con su reproducción para que os situéis dentro de él y veáis de cerca el arte de nuestros antepasados, así como un guía y entrada al dolmen original gratis.

Camelle. Un pueblo pesquero (aunque de escasa belleza) “da costa da morte” por antonomasia, especializado en la captura del marisco más auténtico de Galicia (no os puedo recomendar ningún restaurante, porque hace años que no me dejo caer por allí).

EL MARISCO GALLEGO: 
En este tema tendréis que “buscaros la vida” y conseguirlo.
Muchos de los turistas que vienen aquí, pensando en el marisco, son “engañados” por la falta de experiencia de sus ojos y les dan, gato por liebre.
Me explico: El marisco “a buen precio” raramente es gallego, viene de Francia (centollos, nécoras) o de Marruecos (percebes, cigalas, camarones). Comer ese marisco como gallego, es como comer huevas de trucha como caviar o jamón cocido como pata negra.
Acordaros y cuidaros de no ser engañados. El marisco gallego “te ruega” que te lo comas, desde el escaparate. Las cigalas son rojas chillonas, y brillan de frescas (nunca blancas y apagadas). Los percebes son gruesos y cortos y también brillan (los alargados y mustios, son marroquíes). Las centollas son casi negras (las mejores, las “pata negra” son casi violetas) y siempre con algas pegadas en su caparazón (si no tienen algas y son anaranjadas o blanquecinas, son Francesas) las nécoras son más difíciles de distinguir y cuanto más oscura tengan la barriga, más posibilidades tenéis de que sean gallegas. Si su barriga es blanca, olvidaros, son recién traídas de Francia a pasar unos dias en una cetárea gallega. Los camarones, aunque carísimos, son un manjar y raramente son de fuera, así como las almejas o las navajas. El pulpo curiosamente, es tan bueno el marroquí como el gallego y para comerlo necesariamente hay que congelado antes, para que los cristales de hielo rompan sus fibras musculares, sino comeríamos un chicle con sabor a pulpo.

 Espero que os haya servido, la pequeña lección de marisqueo, buscar y no fiaros nunca (no es que los gallegos seamos unos timadores, pero acordaros que barato y bueno, pocas veces se encuentra. Exigir que os juren y os perjuren que el marisco es de aquí, y que no ha pasado el fin de semana en una cetarea, sino da igual que lo comáis en la Costa de la Muerte, en Pamplona o en Jaén.

En Camelle, también os queda por ver la curiosidad del museo de Man.

La historia de un alemán (dicen que despechado por el amor a una mujer) que un buen día llegó a Camelle y se dedicó a hacer vida anacoreta al borde del titánico mar Atlántico, que golpeaba su pequeña chabola en las duras tormentas del invierno.
En principio rechazado por los del pueblo, después alimentado por los lugareños por misericordia (entre otras cosas, vivía semidesnudo, allá por los años 70, cuando lo del nudismo se llevaba mal entre estos apartados pueblos) luego aceptado, porque atraía turistas y finalmente muerto por el disgusto del naufragio del petrolero Prestige, al que le dedicó sus lacónicas frases, sobre el chapapote, que invadió su hábitat:
"yo decir que esto no debe de limpiarse nunca... Ser episodio de la historia. Quedar así debe, para todos recordar quién es hombre, porque hombre no querer a hombre, ni a mar, ni a peces, ni playa"
http://www.youtube.com/watch?v=TSHL4VEOEqI&eurl=http%3A%2F%2Fusuarios%2Elycos%2Ees%2Fmancamelle%2Fman%2Dimaxes%2Ehtm&feature=player_embedded
Todo esto unido a que ya medio lo habían matado con el puntal de frío hormigón del puerto, que le pasaron por delante de las minúsculas ventanas de su casa-garita y que retiraba su vista del mar interponiéndose en sus salidas ¡diarias! a nadar, verano e invierno, a un mar que incluso a mi me asusta. La historia es preciosa, el “museo” tiene poco/nada que ver, salvo la historia que hay detrás y que inexplicablemente, fue muy poco contada en televisión, artículos, etc. http://usuarios.lycos.es/mancamelle/index.htm

Camariñas. Pueblo conocido por sus encajes de bolillo y poco más. Presa también del feismo, sus calles merecen poco paseo. Visitar, eso si, su emblemático faro de Cabo Vilán enfrentado al océano, tiene unas vistas maravillosas.

Muxia, un pueblo del estilo de los anteriores, donde tenéis que pasar por debajo de la piedra “dos cadrís” (de la riñonera) para que no volváis a tener dolor de espalda y luego “avalar a pedra” (mover la piedra), una losa enorme de piedra natural, que había la tradición de moverla, subiéndose en ella, hasta que un mal día rompió por un golpe de mar (a lo mejor ya está reparada).

Finisterre, seguimos con pueblos como los anteriores, en este establecían los romanos el fin de la tierra.

Corcubión uno pueblos de los más bonitos y mejor conservados de la zona.

Cee, no vale la pena ni pisarlo.

Tiene a las afueras de este la desembocadura del único río de Europa que lo hace en cascada sobre la costa, el rio Ézaro.
Solo que un mal día, nos lo "secuestró" una compañía eléctrica para beneficio y lucro de unos pocos, encañonándolo en unos tubos, horrorosos que bajan por el acantilado y terminó con una belleza natural que sería esta joya única en España y en Europa, si consiguiésemos que nos la devolviesen. (Yo estoy dispuesto a encabezar un asalto al estilo de la Bastilla y echarlos fuera).
Ahora, gracias al recurso de una organización ecologista, le han obligado a la compañía eléctrica, a que el río tenga todos días y a todas las horas un "caudal ecológico", por lo que podremos verla cualquier día, aunque es recomendable acercarse al final del invierno, puesto que seguro que llevará más caudal.

Carnota, un pueblo donde el mar, comienza a domesticarse un poquito, y que tiene el hórreo más grande de toda Galicia.

Louro, aquí visitáis una laguna natural, con un paisaje muy bonito al atardecer.



Muros, pueblo bonito y quizá el mejor
conservado de la costa de la muerte.

Noia, Porto do Son, visitar si tenéis tiempo.



Currubedo. Aquí tenéis unas dunas, en un paraje natural, impresionantes, dignas de visitar.

Y casi terminamos con la costa de la muerte, en la que realmente, lo bonito, es ir culebreando por su costa y admirando sus paisajes. La infinidad de playas de arena blanca, y solitarias calas, ya no os las nombro, puesto que podría escribir un libro.

De Santiago poco que hablar, que no sepáis. Un viaje en el tiempo, al medievo. Todo en el es piedra comida por la erosión de la lluvia (casi prefiero pasearlo, lloviendo que con sol).

Su magnifica catedral, construida a
caballo de tres estilos arquitectónicos (romanico, gótico y barroco) en el "campo" donde la "estrella" (Compostela) indicó que estaba enterrado el cadáver del apóstol Santiago. Pedir información en la oficina de turismo y preguntar por el día que funciona el botafumeiro, que es bonito y único. El resto es pasear por sus calles y descubrir su encanto. Lo sitios de tapeo están en todos los lados (recordar lo del marisco).

Pazo de Oca: a 33 kilómetros de Santiago en dirección Orense, prototipo de la cultura de los pazos (palacios) de Galicia, con una arquitectura original y propia de esta tierra.

De las Rias Bajas (Rias Baixas en gallego) no os perdáis, por nada del mundo, el pueblo de Combarro,

un pueblecito, precioso en la que los hórreos típicos, llegan a tocar el mar. Culebreando por sus calles, seguro descubriréis un gran encanto (salvo las excepciones antes citadas).

Si teneis tiempo o sois amantes de la naturaleza y el senderismo, daros una vuelta por las Islas Cíes que forman parte del Parque Nacional de las Islas Atlánticas y que según el diario inglés Guardian (por que si lo dijese uno gallego no tendría mérito) tiene en su playa de Rodas "la mejor playa del mundo". Teneis un barco que sale de varios puertos :http://www.mardeons.es/opencms/opencms/web/LineasHorarios/

Si os gusta el turismo de hotel-sol-playa, lo más recomendable en Galicia es la zona de de Sanxenxo o Portonovo.

Un pueblo muy parecido en la zona, en cuanto a clima y playas, para descansar y tomar el sol, es Baiona (o Bayona en castellano) pero que tiene un encanto muy superior a los anteriores y está menos masificado. También tiene el mérito de haber sido el primer pueblo del Europa y Asia, en conocer la existencia del Nuevo Mundo,  ya que allí llegó en 1493 Martín Alonso Pinzón con la noticia del descubrimiento de América.

Muy cerca de Baiona, subid al castro de Santa Tecla, cerca de la Guardia, casi frontera con Portugal, con unas preciosas vistas incluso del país vecino. Ahí tenéis uno de los castros celtas, mejor conservados de Galicia (aunque en su momento, cuando se pusieron a hacer la carretera, se lo encontraron y no tuvieron mayor reparo que atravesarlo con el asfalto) también podréis ver, petroglifos de la misma cultura celta, grabados en sus rocas. Si queréis retrocedéis hasta Tui y cruzais a Portugal y a su pueblo fronterizo, Valenza do Miño, donde tenéis una fortaleza portuguesa muy bonita dedicada hoy en día casi exclusivamente a las compras, pero que conserva el encanto de tiempos pasados.



En las Rias Altas teneis pueblos bonitos como:
Redes un precioso pequeño y acogedor pueblo marinero encastrado en la ria de Betanzos o Cedeira con un inigualable paisaje de ría alta, que a muchos les gustan más que las rias bajas.



Más al norte, no os perdáis la capilla de San Andres de Teixido, dice el refrán: “O que non vai de vivo vai de morto” (el que no va de vivo va de muerto) como en una especie de advertencia y apremio para que se visite, si no quieres ir como alma en pena, reencarnados en múltiples animales Asi que si vais, por favor, no piseis ni hormigas ni caracoles ni ningún animalito, porque podríais estarle haciendo la puñeta a un peregrino, obligado a hacer el camino, después de muerto.En su costa, a pocos metros tenéis un paisaje de abruptos acantilados, los más altos de Europa.
Y la playa de las Catedrales (unos km antes de Ribadeo.) encontraréis una playa única, en la que las caprichosas formaciones rocosas, os permitirán metero por un laberinto natural. Este día mirar en internet o en el periódico, como está la marea y acudir solo con marea baja, si no, no veréis nada por que prácticamente no podréis bajar a la playa.

Ribadeo también es un pueblo bonito con un paisaje de ria digno de ver.

Viveiro. En el mirador de San Roque (en un monte próximo al pueblo), tenéis una de las mejores vistas de la ria a la que le da el nombre el pueblo, incluso tenéis unos bancos y mesas para haceros uno de los picnis más inolvidables de vuestras vidas.




Finalmente, dejo para los que les gustan las cataratas y cascadas de agua, las coordenadas de tres de las más importantes de Galicia. (las metéis en el "Google maps" o en el navegador y ya os llevan directamente a ellas).
Toxa                             N42º45.439´     -    W8º16.435´
Belelle  (Neda)              N43º29.247´    -     W8º07.403´
Toxos outos  ( Noia)      N42º47.140´   -      W8º51.892´






FIN

Buen viaje y bienvenidos a vuestra tierra.

Seguidores